Escritura Creativa

¿Para qué sirven los cursos de escritura?

¿Para qué sirven los cursos de escritura?

Siempre decimos que las personas con un don especial para la música o la pintura, pueden encontrar multitud de opciones para desarrollar dicho talento y conocer la base de aquello que les apasiona. Pero, ¿qué ocurre con quienes adoran escribir, tengan o no un don para ello? Para ellos contamos con los cursos de escritura.

¿Por qué apuntarse a cursos de escritura?

Muchos no salen del pensamiento de que escritor se nace, no se hace. O que los escritores han existido desde mucho antes que las escuelas de escritores.

Sin embargo, existen muchos motivos por lo que apuntarse a estos cursos de escritura. Y empezamos por el hecho de que en la escuela la escritura creativa se queda en un segundo plano, y que por tanto nadie nos ha enseñado nunca cómo canalizar las inquietudes literarias.

A esto se suma que al ser la escritura una actividad que se suele hacer en soledad, muchos no conciben o no conocen que existen cursos de escritura donde es posible aprender de otros escritores y compartir experiencias con ellos. A veces es precisamente en cursos de escritura donde la inspiración llega y el folio en blanco en el que estamos atrancados empieza a coger forma.

Por ello, los cursos de escritura son perfectos para quienes busquen mejorar su técnica, aprender de otros, necesiten un plan de trabajo o un pequeño empujón para, por fin, dedicar a la escritura el trabajo que requiere y comenzar ese libro al que tantas vueltas le has dado.

¿Para qué sirven los cursos de escritura?

Si lo único por lo que piensas en buscar cursos de escritura es por conseguir publicar más fácil una obra, no hay que olvidar que no es la principal misión de estos. Aunque algunos cursos de escritura sean una autopista hacia la publicación, por los editores con los que se trabaja, en otros esta publicación dependerá de muchos otros factores. Hay que tener en cuenta que muchos de los mejores libros nunca han llegado a publicarse.

Los cursos de escritura sirven principalmente para estructurar y dirigir los esfuerzos del escritor. Conocer qué escribir, porqué escribirlo y cuál puede ser la mejor forma de hacerlo.

Los cursos de escritura sirven para aceptar las críticas y mejorar

A todos, especialmente a los orgullosos escritores, les gusta que todo el mundo le diga lo bien que hace su trabajo, lo ingeniosas que son sus historias o lo bien que se expresa en ellas.

Sin embargo, lo que realmente ayuda al escritor a mejorar es escuchar las críticas, recapacitar y usarlas para mejorar los puntos débiles de su trabajo.

Las críticas más duras, esas que no te puedes quitar de la cabeza ni a la hora de dormir, son las que más te ayudarán a reflexionar sobre tu trabajo y mejorarlo.

Por estos motivos, los cursos de escritura curten al escritor y lo ayudan a hacerse más fuerte.

Seguir una estructura para escribir

Muchos escritores esperan trabajar únicamente dejándose llevar por la inspiración. Sin embargo, son precisamente estos los que más horas pasan en blanco frente al papel.

En los cursos de escritura se anima a los alumnos a seguir una estructura a la hora de escribir y a ser organizados.

En estos talleres de escritura, se puede aprender que más allá de la inspiración existe una forma de trabajar más eficiente; con planes de trabajo y fórmulas preestablecidas.

Por ejemplo, en muchos casos sirve de gran ayuda conocer la fórmula de la historia, incluso su final. Ya que de esta manera sabremos cuando nos estamos desviando únicamente por sentir que avanzamos en la obra.

Los cursos de escritura animan a escribir más y hablar menos

Siempre hablamos de lo que nos gustaría empezar a escribir, de que nos gustaría dedicarnos a ello. Sin embargo, muchas veces nos olvidamos de lo más importante: Ponernos a escribir.

Y es que hablar sobre otros escritores, leer mucho, o adorar escribir, no te convierte en escritor. Lo único que lo hace es escribir. Y es precisamente esto a lo que se nos anima en los talleres y cursos de escritura.

Además, estos talleres también crean y fomentan el hábito de escribir con más regularidad. Escribir todos los días, aunque sea un rato, es la mejor forma de encontrar inspiración y avanzar en la obra.