Escritura Creativa

¿Cómo se puntúan los diálogos correctamente?

¿Cómo se puntúan los diálogos correctamente?

Una de las partes que más trae de cabeza a los escritores cuando empiezan a escribir novela son los diálogos. Las conversaciones entre los personajes de una historia son imprescindibles en una obra literaria, no obstante, al principio puede ser complicado puntuarlos correctamente y sin fallos.

Por eso a continuación os damos algunas claves para escribir diálogos.

¿Cuáles son las partes de un diálogo literario?

Antes de proceder a escribir diálogos, es importante saber qué partes tiene un diálogo literario y cuáles son sus funciones.

Los diálogos están formados por el parlamento y la acotación.

En la oración ‘Me siento feliz de tenerte —le dijo María, ‘Me siento feliz de tenerte’ es el parlamento, y ‘le dijo María’, la acotación.

El parlamento siempre nos indica lo que dicen los personajes. Se trata de la reproducción textual de sus palabras.

En cambio, la acotación o inciso, nos da información sobre quien habla, y cómo lo dice, de qué forma, dónde o si el personaje realiza algún gesto o acción mientras habla.

Por ejemplo:

—Me voy a la playa—dijo Lucía mientras se ponía el cinturón del coche.

—¿Podría ir contigo?—le preguntó Ana con una sonrisa en la cara —. Así te hago compañía.

¿Es obligatorio escribir una acotación en el diálogo?

En los diálogos no es obligatorio escribir una acotación por cada uno de sus parlamentos. No obstante, el hecho de que no sea obligatorio no quiere decir que no le prestemos la atención que merece. Los diálogos son muy útiles para enriquecer la historia, ya que dan más visibilidad a las acciones y sentimientos. Además, los diálogos mejoran la comprensión del texto.

Aunque hay muchas formas de escribir diálogos, en esta ocasión nos centramos en la forma clásica. Es mejor saber escribir diálogos en una única forma correctamente, que conocer muchas formas de escribirlos y no saber hacerlo de la forma adecuada.

Claves para saber redactar diálogos correctamente

Raya, no guión

El guion es la raya corta que usualmente se encuentra al lado derecho del punto en el teclado.

Este signo de puntuación se utiliza para escribir algunas palabras compuestas (como teórico-práctico) y también para indicar el signo menos.

Con esta misma tecla podemos escribir el guión bajo, que sólo se utiliza para algunas indicaciones tipográficas.

Pero ninguno de estos guiones se utiliza para escribir diálogos.

El signo de puntuación que utilizamos en los diálogos es la raya, no el guion.

¿Cómo escribir en el ordenador la raya de los diálogos?

A diferencia del guión, la raya se escribe en el ordenador insertándola como un símbolo. Aunque el proceso es menos cómodo, no puede convertirse en una excusa para no escribir los diálogos correctamente.

Un truco para escribir la raya de una forma más cómoda es escribir guiones en la etapa creativa y una vez terminado el texto utilizar la herramienta ‘reemplazar texto’. De esta forma podemos cambiar todos los guiones del texto por rayas.

En este otro artículo te enseñan cómo poner rayas en word de forma automática para escribir diálogos más cómodamente.

Escribir raya delante de cada parlamento

En la forma clásica de escribir diálogos, se escribe raya antes de cada una de las intervenciones de los interlocutores de un diálogo, es decir, antes de cada parlamento.

El diálogo es un discurso en estilo directo. Las intervenciones de cada uno de los personajes del cuento o novela se escriben en líneas diferentes, separadas con un punto y aparte. La raya va pegada al inicio de cada parlamento, sin espacio entre esta y la primera palabra del diálogo.

Las acotaciones se escriben entre rayas, o entre una raya y un punto

La acotación se escribe entre dos rayas, una de apertura y otra de cierre, cuando las palabras del narrador interrumpen la intervención del personaje y este continúa hablando después.

Si, por el contrario, no continúa el parlamento, la acotación se escribe entre una raya y un punto y aparte. De esta forma:

—Está bien, será divertido—dijo María.

Aquí la raya va pegada a la acotación, separada del parlamento. Digamos que la raya va siempre pegada al dijo, dije, dijeron, dice, digo, etc. Si no continúa el parlamento, no se debe poner una raya después. Es un error bastante común.

Si la acotación comienza por un verbo de habla, esta empieza por minúscula, si no, en mayúscula.