Escritura Creativa

Cómo encontrar inspiración para escribir

Inspiración, escritura creativa

Si te encuentras aquí probablemente te encante escribir pero has perdido la inspiración para hacerlo. La falta de inspiración es una de las peores ‘enfermedades’ para cualquier escritor, y también uno de los males más habituales. Sin embargo, no te preocupes, existen muchas formas para volver a encontrarla (aunque ahora mismo te parezca misión imposible).

Causas de la falta de ideas para escribir

La falta de ideas para escribir puede estar motivada por muchos motivos. Uno de ellos es la búsqueda exagerada del perfeccionismo.

No todo lo que escribas siempre será bueno, pero permítete que sea así. Si con cada oración que escribas paras para tratar de expresarte mejor, nunca terminarás tu trabajo, ya que siempre es posible mejorar y hacerlo mejor.

Si además en el pasado publicaste un artículo, un libro o un poema muy bueno, probablemente temas que tus próximos trabajos no lleguen al mismo listón. Como decimos, no pasa nada.

Otra causa que te impida escribir puede ser no saber sobre qué escribir entre tantas posibilidades, no encontrar en tu cabeza nada sobre lo que valga la pena escribir o no tener humor para sentarse y dejar volar la imaginación. Son muchas las sensaciones que sentimos a lo largo del día y es fácil que muchas de ellas nos impidan trabajar escribir al ritmo que nos gustaría.

¿Cómo podemos volver a tener inspiración?

1 No trates de copiar trabajos anteriores.

Vale que en el pasado tuvieras éxito con una idea, pero si ya le sacaste todo su jugo quizá sea el momento de enterrarla y probar escribir sobre cosas nuevas.

2 Apunta todas tus ideas.

Cualquier cosa que te venga a la cabeza puede servirte en el futuro, por eso no olvides apuntarla. Puedes probar a escribir sobre cualquiera de estas cosas, a menudo sólo escribiendo es posible aumentar la creatividad y desarrollar la inspiración.

3 Date tiempo.

Si te sientes bloqueado pensar sobre ello y darle vueltas a veces sólo servirá para bloquearte aún más. Puede que necesites un tiempo en tu vida para que la inspiración vuelva; solucionar problemas personales o laborales pueden despejarnos la mente y facilitarnos volver a escribir con normalidad.

4 Observa a tu alrededor.

Mirar detenidamente a nuestro alrededor, observar el paisaje o la gente que nos rodea puede ser la mejor fuente donde ‘beber’ ideas. Trata de buscar cosas extraordinarias en lo ordinario y prueba a escribir sobre algunas de estas cosas.

Escuchar los diálogos entre las personas que van sentadas a tu lado en el metro, en un bar o en la calle, también puede ayudarte a tener nuevas ideas sobre las que escribir.

5 Viaja.

Viajar abre la mente a cualquiera y sin duda te ayudará a inspirarte y conseguir nuevas ideas sobre las que escribir. Solo necesitas tener los ojos y la mente bien abiertos.

Si no tienes oportunidad de viajar, puede bastar con cambiar el ambiente donde trabajes habitualmente. Cambia de habitación, modifícala con pequeños cambios o vete a una cafetería diferente. Incluso puede ayudarte cambiar el fondo de pantalla del ordenador donde escribas.

6 Apúntate a un taller de escritura.

Los talleres de escritores pueden convertirse en el lugar ideal para encontrar inspiración. En ellos no sólo aprenderás nuevas técnicas, sino que también te rodearás de personas que como tú aman escribir, con los que puedes compartir tu problema con la inspiración. Es muy probable que te puedan dar buenos consejos si a ellos les ha ocurrido lo mismo y han encontrado el camino para solventarlo.

Además, existen muchos cursos de escritura online que también te serán de gran utilidad.

Descubre aquí algunos de los talleres de escritura creativa online más interesantes.

7 Escucha música.

Escuchar música puede ayudarte a despejar tu mente y prepararla para escribir de nuevo. Puedes escuchar tus canciones favoritas o probar con nuevos estilos. La música siempre resulta estimulante. Otra alternativa es ver películas y series, incluso leer una novela nueva.

8 Piensa en tu pasado.

Escribir basándonos en hechos o sentimientos que hayamos vivido en el pasado puede resultarte inspirador y ayudarte a tener nuevos temas sobre los que escribir y pensar.

Añade un comentario

Clic aquí para dejar un comentario